Dr. José Manuel González Campa

 
 01       Materia y Espíritu. Estudio 1                                             62 min.
 02       Materia y Espíritu. Estudio 2                                             56 min.
 03       Materia y Espíritu. Estudio 3                                             52 min.
 04       Materia y Espíritu. Estudio 4                                             66 min.
 05       Materia y Espíritu. Estudio 5                                             76 min.

  Nº        TÍTULO                                                                                                                 DURACIÓN             AUDIO

Materia y Espíritu


El tema de Materia y Espíritu es, por principio, muy delicado y requiere una gran dosis de humildad al ser tratado. Existen, en principio a nivel general, dos posturas antagónicas y que se excluyen la una a la otra visceralmente. Se piensa que los descubrimientos científicos y la Revelación bíblica se contradicen radicalmente y que existe una confrontación insalvable entre las aseveraciones científicas y las derivadas de la exégesis de los textos y pasajes bíblicos. Yo, personalmente, considero que esta visión está equivocada. Creo que los descubrimientos científicos y los conceptos hermenéuticos derivados de un análisis serio de las Escrituras, no se oponen sino que se complementan. En el fondo ambas visiones parten de una realidad de subjetiva, que no puede ser demostrada empíricamente: la fe. Los estudios sobre antropología, desprendidos de un análisis riguroso y honesto de la Revelación Bíblica, coinciden con los conceptos elaborados, en este campo, por antropólogos, arqueólogos, biólogos, filósofos y teólogos del mayor prestigio.

El tema de materia y espíritu es apasionante, y nos permite acercarnos ontológicamente a las fuentes de las que mana la Realidad y en la que ésta se va deviniendo en el tiempo histórico y más allá del mismo.

Hoy sabemos que la Materia es una realidad incontestable. También conocemos pruebas indubitables de la realidad del Espíritu (verificadas por experiencias clínicas y científicas muy cualificadas). Las preguntas que se plantean son inexcusables: ¿qué es la Materia? ¿qué es el Espíritu? Ni la Ciencia, ni la Revelación bíblica nos pueden dar una respuesta satisfactoria y que termine con la incertidumbre de lo incierto. Cuando apareció la Materia, no se sabe. ¿Cómo nació el Universo? No se sabe. A través de la Historia se han ido elaborando diversas teorías científicas sobre el nacimiento del Cosmos, y una y otra vez han tenido que ser desechadas y sustituidas por otras. Pensar en que el Universo (la Materia) fue hecha de La Nada es insostenible tanto desde el punto de vista científico, como desde el punto de vista bíblico. La Biblia afirma lo mismo que la ciencia: que la materia, el espacio y el tiempo nacieron al mismo tiempo. La Ciencia con su teoría del Big Bang, afirma lo mismo. Existen perícopas de la Escritura que apuntan a un nacimiento del Cosmos y a un final del mismo, semejante a algunas de las teorías científicas mejor valoradas.

En este estudio que presentamos, en cinco conferencias, intentamos con humildad hacer alguna aportación a cuestiones de tan extraordinaria trascendencia. El estudio de la Materia, desde lo macroscópico a lo microscópico, científicamente nos ha llevado a conocer que la Materia está formada por órganos, átomos, electrones, neutrones, positrones, neutrinos, quarz y, en definitiva, partículas cuánticas. Los científicos diseccionando la Materia han llegado a un límite, una especie de muro, mas allá del cual no pueden pasar. En este descenso al corazón de la Materia, tienen la impresión que al otro lado del Muro existe una Realidad, que posiblemente explicaría todo aquello que hoy no podemos dilucidar. En este punto la Teología es más atrevida y postula este principio ontogenético: La Fe empieza, donde la Razón termina.(Del fundador del Exitencialismo Sören Kierkegaard).

 

Clasificación: Conferencias especiales.

Origen: Comunidad Cristiana de Oviedo.

Fecha: 2018

Formato: m4a

FICHA